+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 7 julio, 2017 / Socios / 184 lecturas

Blumar: comprometidos con la comunidad

[vc_single_image image=”16969″ alignment=”center” img_link_target=”_self” img_size=”full”]

Hace tres años, Blumar se convirtió en uno de los primeros colaboradores estratégicos de Alimentos Biobío Solidario, mediante distintas vías de apoyo para ser parte de esta cadena que favorece una distribución más eficiente de los alimentos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el desperdicio de alimentos alcanza 1,3 mil millones de toneladas por año en el mundo.

Frente a lo anterior y considerando la importancia de colaborar con la iniciativa, Felipe Hormazabal, Jefe de Sostenibilidad y Relaciones de Blumar, habló sobre éste y otros proyectos en los que han brindado su apoyo y su colaboración.

¿Cómo nace el interés de contribuir con este objetivo?

Cuando conocimos la propuesta de Red de Alimentos, no dudamos en apoyarlos en su labor solidaria, por el gran aporte que hacen a organizaciones sociales de la Región del Biobío. Llevamos más tres años en esta tarea y es muy gratificante saber que somos parte de una cadena que favorece una distribución más eficiente de los alimentos entre quienes más lo necesitan. Nosotros estamos convencidos de que estamos llamados a jugar un rol importante en la sociedad, que va más allá de generar empleo y riqueza. En Blumar creemos realmente, que somos un actor más del desarrollo, y que debemos cooperar con ese objetivo.

¿Qué labores han realizado con ellos?

A través de red de alimentos podemos subsidiar en parte la alimentación del albergue de gente en situación de calle en el sector de San Vicente, en la comuna de Talcahuano, al cual apadrinamos como Blumar. Además, este año en conjunto realizamos una cosecha solidaria de uvas con colaboradores nuestros, instancia que esperamos seguir realizando en un futuro.

¿Cuáles son las principales motivaciones de Blumar para ser partícipes de la iniciativa?

Blumar es un actor relevante en la Región del Biobío; por lo mismo, como empresa no podemos estar ajenos a las necesidades de las comunidades, tal como lo establece nuestra estrategia de sostenibilidad. En este sentido, valoramos el trabajo de Alimentos Biobío Solidario que se enfoca en las necesidades y requerimientos de los más desprotegidos de la sociedad, a la que nosotros desde nuestro quehacer y desde nuestra política de vinculación con el medio siempre estamos preocupados de apoyar.

A comienzos de año, 22 voluntarios de distintas áreas de Blumar participaron de una cosecha solidaria de uvas en Quillón ¿En qué consistió la actividad? ¿A quiénes fue dirigida la ayuda?

En marzo pasado, un grupo de 22 voluntarios, colaboradores de distintas áreas de Blumar en Talcahuano, viajó hasta Quillón. Nuestro destino fue el predio El Cerrillo, ubicado entre el camino que une esta última localidad con Cerro Negro, en la provincia de Ñuble.

En conjunto con la Cooperativa Agrícola y Vitivinícola Cerro Negro Quillón Limitado (Coovicen), Alimentos Biobío Solidario organizó en ese lugar una cosecha de uvas cuyos frutos -remanente de cosechas anteriores- estarían destinados a diferentes organizaciones sociales que son parte de su red.

Los voluntarios de Blumar fueron los encargados de realizar la cosecha. Tras una breve inducción, tijera mano comenzaron recorriendo las seis hectáreas del predio para recolectar las uvas que habían quedado como remanentes de la primera cosecha realizada por el propietario del predio con fines comerciales. Durante la jornada, los colaboradores de Blumar lograron recolectar 2.860 kilos de uvas.

¿Participan de otra iniciativa o proyecto enfocado en ayudar a la comunidad?

Sí, participamos de diversas iniciativas de ayuda a la comunidad, tales como ferias de alimentación saludables, aportes en infraestructura a escuelas cercanas a nuestras instalaciones y asesoría a algunas de éstas para que logren la obtención de la Certificación Ambiental, brindamos cursos de capacitación a nuestros vecinos a través de becas sociales, entre otras actividades.

¿Cuentan con algún programa interno en la empresa que fomente la colaboración y ayuda social?

La cultura de Blumar se caracteriza por el espíritu de solidaridad de sus colaboradores con el prójimo, lo que se traduce en una alta convocatoria y disposición a participar en este tipo de iniciativas.

¿Cómo ha impactado en los colaboradores de Blumar su involucramiento en esta iniciativa?

La cosecha solidaria de Quillón fue la primera actividad de voluntariado que hemos realizado en conjunto con Alimentos Biobío Solidario. Tuvimos una excelente convocatoria debido al interés que esta jornada despertó entre los colaboradores de la compañía. Todos ellos agradecieron la oportunidad que les dio la empresa de participar de una actividad que beneficiaría a tantas personas en la región, sobre todos niños y jóvenes. La instancia se transformó en una excelente oportunidad para fortalecer el trabajo en equipo, la comunicación y el compañerismo, pues debimos trabajar en conjunto, y ordenadamente, para cumplir la meta de recolección que debía superar los 2 mil kilos.

¿Cuál ha sido su experiencia colaborando con el proyecto?

Ha sido una experiencia muy positiva, ya que a través de Alimentos Biobío Solidario podemos contribuir a la alimentación permanente del albergue de San Vicente. Además, en la cosecha solidaria observamos la alegría de nuestros colaboradores por aportar voluntariamente su trabajo en pos de los más necesitados. Pudimos ver en concreto cómo se puede desperdiciar la comida y cómo podemos contribuir a que alimentos que están en buen estado no se pierdan y sean distribuidos correctamente, según la necesidad de los distintos hogares y albergues a los que apoya la institución.

¿Recomendaría a otras empresas Regionales que colaboren con la iniciativa de Alimentos Biobío? ¿Por qué?

Sí, ya que en estos 3 años de colaboración podemos dar testimonio de la valiosa labor que realiza Alimentos Biobío Solidario en pro de la reducción del hambre y de los desperdicios de comida en la región. Esperamos que otros como nosotros también se sumen y colaboren con esta iniciativa para que muchos más sean parte de esta cadena que favorece una distribución más eficiente de los alimentos entre quienes más lo necesitan.