+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 22 marzo, 2018 / Noticias / 150 lecturas

Por segundo año Blumar participa en cosecha solidaria

Por segundo año consecutivo, la empresa Blumar participó de la cosecha de Alimentos Biobío Solidario, tarea que involucró a trabajadores de las distintas áreas en la recolección de 360 kilos de arándanos desde el huerto El Progreso, en la localidad de Cabrero.

La iniciativa, de la que la pesquera ha trabajado desde hace cuatro años, es parte de las primeras colaboraciones estratégicas recibidas en la zona por la red alimenticia que busca promover el rescate de productos que dejaron de ser comerciables, pero aptos para el consumo humano.

Clahudett Gómez, gerente de Alimentos Biobío Solidario explicó que “La primera empresa que apoyó nuestra iniciativa fue Blumar, en 2014. Este trabajo no sólo incluye aportes a través de la Ley de Donaciones, sino que también la activa participación de sus colaboradores en nuestras actividades”.  

Trabajo colaborativo

Por su parte, Felipe Hormazábal, jefe de Sostenibilidad de Blumar, explicó que ésta es una oportunidad de reafirmar el compromiso que tienen con la red. “Es una actividad que tiene una excelente convocatoria por los fines que persigue, que coinciden con nuestra política de vinculación con la comunidad, donde la voluntad de ayudar a quienes forman parte de nuestro entorno es una de nuestras principales preocupaciones”, aseguró.

Para Luis Sánchez, operador en la planta de harina de pescado de Blumar Coronel y voluntario de esta cosecha, la labor realizada fue catalogada como una instancia para sentir orgullo. “No conocía lo que hacían y aportar es para mí es gratificante, porque uno se siente partícipe de una buena obra. Nosotros no veremos a las personas que recibirán estos arándanos, pero aunque sea a la distancia voy a estar pensando en el beneficio que esto traerá para ellos”, señaló.

Cosechas solidarias 38636019750_6ce3504e81_o

Las Cosechas Solidarias son una de las líneas de trabajo del Banco de Alimentos, a las que se suma el rescate de alimentos que dejaron de ser comerciables, ya sea por su pronta caducidad o problemas de presentación, desde plantas productoras y centros de distribución y la recolección de frutas y verduras desde la Vega Monumental, donde locatarios facilitan los productos que no se pudieron vender.

El trabajo ha dado tanto éxito que solo en 2017, Alimentos Biobío Solidario logró recolectar 570 mil kilos de productos que fueron distribuidos a 38 organizaciones sociales – de las regiones del Biobío y Ñuble- llegando a beneficiar a 31 mil personas en situación de vulnerabilidad social.