+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 10 junio, 2020 / Noticias / Prensa / 103 lecturas

“Si contenemos los contagios, en julio podríamos tener una recuperación en torno al 6%

Con una mirada más optimista respecto a la recuperación económica del país, el economista y académico de la UDD, Klaus Schmidt-Hebbel proyectó que el repunte podría comenzar a producirse a partir de julio. La información entregada durante la conferencia “El día después: ¿cómo prepararse para la crisis económica de las empresas?”, organizada por la FEN –UDD y la Cámara de la Producción y del Comercio Biobío, apunta a que para que este escenario se dé, es fundamental controlar el crecimiento de contagios por coronavirus.

En este sentido, planteó que “la recuperación tendría forma de V, con un crecimiento de 6%, que podría estar en el rango de entre 2% y 10% el próximo año” y añadió que la parte más baja de la curva, la experimentaríamos en julio para luego dar paso a un crecimiento que, a su juicio podría ser rápido.

La proyección de Schmidt-Hebbel requiere eso sí, de frenar la crisis sanitaria, de manera que “se puedan levantar las cuarentenas y la actividad económica pueda comenzar a normalizarse”.

Pilares de políticas públicas
Respecto a la situación que afecta a las empresas chilenas, fue claro en reconocer que hay sectores que han sido fuertemente golpeados, como el turismo y transportes, y que tendrán que enfrentar consecuencias de más largo plazo.
Sin embargo, consideró que esta crisis abre grandes oportunidades para empresas exportadoras de materias primas, para la industria farmacéutica o de tecnología, por mencionar algunas.

“El lado positivo es que abre oportunidades para que se desarrollen iniciativas de investigación en torno a la salud, al rediseño de políticas sanitarias y el abastecimiento de insumos que nos permitan enfrentar mejor la pandemia”.

A juicio del economista, las políticas de Estado en materia económica debieran estar orientadas sobre la base de siete pilares para que sean eficientes. Entre ellos, la oportunidad de llegar a responder a tiempo a las necesidades de la población, que sea focalizadas correctamente, flexibles para adaptarse a la evolución que tenga la situación sanitaria y se ejecuten de manera coordinada entre los actores involucrados.

Realidad local
Para el presidente de la CPC Biobío, Ricardo Gouët, la mirada económica de Schmidt- Hebbel proyecta un escenario más positivo de lo esperado, “sobre todo si consideramos que indicadores como el último IMACEC negativo (-14,1%) y la tasa de desempleo que bordea los dos dígitos se sienten con fuerza en una región como la nuestra”.
Como gremio coincidimos, dijo, en que para alcanzar cualquier meta y sortear con el menor impacto posible esta crisis económica y social es prioritario frenar la curva de contagios y fallecimientos. “Nuestro llamado es por una parte a las empresas a que generen protocolos sanitarios, que apunten por un lado a controlar posibles focos del virus al interior de sus plantas u oficinas; y por otro, el más importante, que se fomente el autocuidado, y la actitud solidaria y responsable de quienes deben concurrir a los lugares de trabajo”.