+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 27 marzo, 2023 / Noticias / 209 lecturas

CPC Biobío llama a fomentar nuevos sectores productivos para impulsar una recuperación económica

Álvaro Ananías, presidente del directorio de la multigremial, sostiene que hay que incentivar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, además de trabajar para dar más certezas que permitan potenciar las  inversiones en el país y la Región.

En mayor o menor medida, hay consenso respecto a que 2023 será un año complejo en lo económico. La situación general que se enfrenta es observada con preocupación por quienes integran el mundo empresarial nacional y regional, ante las incertezas en varias decisiones importantes que se deben tomar, lo que afecta directamente la generación de nuevas inversiones.

La Cámara de la Producción y del Comercio (CPC) Biobío representa a varios sectores de la economía en la Región y la visión que posee sobre el año no es muy alentadora. Álvaro Ananías Itaim, presidente del directorio de esta multigremial, sostiene que los estudios internacionales sobre el desarrollo de los países latinoamericanos en 2023 ubican a Chile en el último lugar en cuanto al crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB).

“Eso tiene que ver con el hecho que nosotros arrastramos una ‘mochila’ un poco más grande que otros países. La inflación nos está pegando muy fuerte y eso retrasa el proceso de recuperación”.

 

PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA

El presidente de la multigremial plantea que la pregunta de rigor es determinar cómo hacer crecer al país de manera más eficiente. Ananías dice que en ese contexto echa de menos la discusión de cómo fomentar a las pequeñas y medianas empresas y hacerlas más competitivas y potenciar su crecimiento. Agrega que también le gustaría conocer definiciones para incentivar las regiones del país y evitar una mayor concentración en la Región Metropolitana.

“Todo el mundo habla acerca de desarrollar una economía con mayor valor agregado, de tecnología, de conocimiento, pero no vemos eso en la discusión. Por ejemplo, en la Reforma Tributaria que no prosperó, me tocó ir a un panel en el que se indicaba que esta incluiría un beneficio para la adquisición de maquinarias y activos. ¿En qué ayuda eso a los sectores de mayor conocimiento, de más valor agregado? En nada. Todos los incentivos de la fallida reforma tributaria estaban pensados en la economía tradicional. Cuando yo digo que quiero mirar para adelante, también tengo que pensar en iniciativas que sean más innovadoras y modernas. Siento que falta instalar en la discusión cómo hacemos políticas públicas que vayan en pos de sectores (económicos) distintos del país, de regiones diferentes y de tamaños distintos de empresa”, analiza.

Fomentar una mayor presencia de empresas scaleup (compañías que “escalan” y crecen muy rápido) es un camino, ya que estas entidades generan más empleo y de calidad. No obstante, la formación de este tipo de entidades no se está dando en Chile, advierte Álvaro Ananías, porque hay poca movilidad empresarial, con dominación de las más grandes y de rubros tradicionales.

Desde el gremio se estima que la recesión económica incrementará la desocupación y la ocupación informal por lo que es absolutamente necesario y urgente incentivar el crecimiento económico y las inversiones en la región. “Se requieren políticas públicas que fomenten la inversión, que incentiven el empleo formal y no aquellas que van en el sentido contrario”. Nosotros, junto con la Confederación de la Producción y del Comercio,  otros gremios y especialistas, le estamos proponiendo al Ministerio de Economía que repiense la definición de empresas medianas y le ponga foco a cómo hacerlas crecer, porque esas empresas medianas son las que mañana pueden generar más y mejores empleos, puesto que la industria más grande apunta a la automatización”.

 

CERTEZAS

Dentro de su análisis, Álvaro Ananías profundiza en un aspecto mencionado anteriormente, relacionado con las certezas que se requieren para impulsar proyectos de inversión. En los últimos años la incerteza a la que se refiere el presidente de la CPC Biobío toma cuerpo en la discusión por una nueva Constitución, el régimen que regulará los impuestos e, incluso, la tramitación en la reducción de la jornada laboral.

El presidente de la CPC Biobío afirma que hay muchas empresas que llevan un año o año y medio evaluando la posibilidad de invertir en otros países por la falta de certezas al interior de Chile. Recuerda que en el país la autorización de proyectos de inversión demora años. En el caso que la respuesta de un permiso ambiental sea positiva, es probable que el proyecto ya no sea rentable. “No puede ser que, si pasaste todas las instancias técnicas, llegues a un comité de ministros y digan que no. Eso no puede ocurrir, a eso me refiero con certezas. Hace bastante tiempo que ha quedado evidenciado que es necesaria una urgente actualización de los procesos que dificultan excesivamente el avance de proyectos de inversión de todo tipo. Con la situación actual del país, ello se hace imprescindible, ya que uno de los factores más relevantes e influyentes para proteger y dinamizar la actividad económica y el empleo son las inversiones que realizan los sectores públicos y privado”, indica.

Ananías dice observar desde el gremio, inexistencia de acciones concretas por parte del gobierno que ayuden a eliminar la incertidumbre y que vayan en la línea de fortalecer las reglas del juego y resalta la importancia que trabajadores, emprendedores y empresarios no queden fuera de la discusión, especialmente del proceso constituyente. “Los gremios debemos tener mayor participación en las propuestas que se presenten al país respecto a las transformaciones que se requieren para impulsar y mejorar el desarrollo económico de nuestra región, pero siempre poniendo a las personas al centro y cuidando a aportar a un crecimiento responsable y sustentable con nuestro entorno”.

“Consideramos que tenemos la oportunidad de avanzar y establecer una nueva constitución que nos dé estabilidad y que permita que los inversionistas tengan las certezas de invertir en nuestro país, para ello debe primar el diálogo y por eso mantenemos nuestro compromiso, tal como lo hemos hecho en nuestros 96 años de existencia, de construir espacios, alianzas público-privadas y acuerdos para trabajar por el país y nuestra región, poniéndonos a plena disposición para que logremos, a través de un trabajo colaborativo, avanzar en el desarrollo del país y especialmente del Biobío”.

 

En diferentes ámbitos

Comités: los “músculos” que posee la cámara

La Cámara de la Producción y del Comercio (CPC) Biobío cumple hoy 96 años de trayectoria. Una organización, según señala su presidente, que se dedica acercar, comunicar, gestionar y facilitar en beneficio de la comunidad local.

A diferencia de lo que muchas personas creen, la cámara no es una agrupación que reúna solamente a empresas de gran tamaño, cuentan con socios pequeños y medianos también, además de involucrarse con diferentes sectores de la economía, lo que la hace transversal.

“Este es un gremio que trabaja muchas horas, su equipo, directorio y socios lo hacen. Estamos organizados en comités, los cuales reflejan los temas que consideramos importantes. Son los músculos de la cámara”, indica Álvaro Ananías.

El primer comité es el de Generación de Valor y Capital Humano, relacionado con el desarrollo de proyectos y trabajo colaborativo en beneficio de la comunidad. “A raíz de los incendios que afectaron la región fue el primer comité en activar las ayudas que las familias requerían. El sector público tiene plazos más extensos ante situaciones de catástrofe, en cambio en el sector privado la articulación y solución de problemas es más rápida”, explica Ananías.

Un segundo comité es el de Infraestructura y Logística, muy importante en una Región con gran actividad portuaria. “A través de esta instancia trabajamos para potenciar la plataforma logística de nuestra región y así tratar que la mayor cantidad de productos salgan por nuestra región”, sostiene el dirigente.

Género y Liderazgo es otro comité de la CPC Biobío, en el cual promueve una cultura de trabajo que reconozca a mujeres y hombres en igualdad de derechos y oportunidades para desarrollarse en el espacio laboral, familiar y personal.

Inversiones y Desarrollo es un cuarto comité dedicado a rastrear nuevas inversiones y ver cómo se puede facilitar su avance.

La CPC Biobío también impulsa el comité de Innovación y Pymes, el que se orienta en dar a conocer iniciativas a través de procesos asociativos y colaborativos entre las empresas, gremios y academia, fortaleciendo y creando redes para alimentar el ecosistema de emprendimiento.

Finalmente, está el de Energías Limpias y Cambio Climático, que tiene como objetivo balancear el cuidado del medioambiente con el desarrollo productivo que requiere la Región.