Hoy, en la Región del Bío Bío, la principal causa de muerte tanto en hombres y mujeres es el accidente cerebro vascular, lo que se asocia regularmente a la obesidad, a la hipertensión mal controlada y altos niveles de colesterol. Pero lo alarmante es que un 22% de esas muertes se deben a contaminación ambiental, y el riesgo va en aumento

Y es más, un 20% de las muertes por infarto cardiaco (segunda causa de muerte en la región) se debe al mismo problema: exposición a una mala calidad del aire en el largo plazo.

 

Mirada empresarial

Para el gerente general de la CPC Bío Bío, Ronald Ruf, el retraso en la implementación del plan tiene aspectos positivos. “Cuando se comenzó con este tema, se le adjudicaba al sector industrial un 70% de la contaminación, situación que con las mejoras en las mediciones, se corrigió”. Por otro lado, confirmó que muchas empresas ya han ido realizando inversiones para mejoras en tecnologías de abatimiento de emisiones, lo que sumado a la gradualidad contemplada en el plan, deja bien perfilado al sector productivo con miras a la eventual partida del PPDA en 2020.

Consultado sobre las expectativas que genera la futura implementación del plan, Ruf fue optimista en cuanto a lograr la meta de limpiar el aire en el largo plazo, ya que la descarbonización de la matriz eléctrica, el avance vertiginoso de las Energías Renovables No Convencionales y el aumento en la oferta de GNL producto de dos nuevos terminales, se transforman en importantes aliados de las medidas que corren en paralelo contempladas en el PPDA, estimó el timonel del empresariado local.

Para leer la nota completa, publicada por Diario Concepción, haga click aquí.

Para revisar la noticia publicada por TVU noticias, haga click aquí.