Durante la jornada de este viernes, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz Vera y el gerente general de Gas Sur, Javier Roa de la Carrera, llevaron a cabo la plantación del primero de los 100 árboles nativos que serán instalados en el Parque Costanera de la comuna, iniciativa desarrollada en el marco de la firma del convenio de cooperación mutua entre ambas instituciones, en materia de descontaminación y que busca promocionar y desarrollar actividades que beneficien a la comunidad y el medioambiente.

Para ambas entidades la problemática medioambiental que afecta a la Región y al planeta ha sido el móvil para la realización de diversas actividades, que buscan mejorar la calidad de vida de los habitantes y crear conciencia en la población en cuanto a la importancia de la realización de acciones individuales, que pueden generar cambios relevantes en esta materia.

En esta línea, Gas Sur ideó este año su campaña de invierno “Cuidemos el planeta de nuestros niños” que vincula de manera directa el aporte que cada cliente puede realizar al definir y privilegiar el uso de combustible limpio para calefaccionar su hogar, lo que se concreta en la plantación de árboles nativos en la ciudad.

Al respecto Javier Roa, gerente general de Gas Sur, destacó la importancia de las alianzas entre el sector privado y público en temas de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente y agradeció al municipio por ser parte de esta campaña. “Este es un trabajo mancomunado, que desarrollamos con el municipio, nuestros clientes, trabajadores de la empresa y habitantes del sector, guiados por la fundación El Árbol, y que demuestra que, si tomamos conciencia de nuestras acciones y decisiones, como la del uso de combustibles limpios, podemos generar entre todos cambios importantes que impactarán hoy nuestra calidad de vida y la de próximas generaciones.”

En tanto el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz destacó el aporte de este convenio, considerando que la contaminación atmosférica y los efectos del cambio climático son temas preocupantes para todos. “El beneficio de la plantación de estos 100 árboles va más allá de lo estético. Los árboles son uno de los principales captadores de carbono. Plantarlos y cuidarlos es uno de nuestros propósitos, además de invitar a los vecinos del sector y a todos los penquistas a disfrutar del aire libre en uno de los parques más extensos de nuestra comuna.”

De acuerdo con información otorgada por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los árboles se han transformado en un actor relevante en el proceso de descontaminación, ya que permiten eliminar contaminantes nocivos, reducir el ruido, mejorar las temperaturas, mitigar los efectos del cambio climático, entre otros beneficios.

 

Campaña “Cuidemos el planeta de nuestros niños”

La iniciativa desarrollada por Gas Sur y el municipio penquista, consta de cuatro etapas, que consideran la intervención del Parque Costanera, entre el puente ferroviario y el Teatro Biobío, recibiendo 100 árboles nativos, entre ellos Quillay, Boldo, Maitén, Arrayán y Peumo.

“Estamos muy felices con la acogida que ha tenido la campaña. Como empresa nos hemos dispuesto trabajar en temas que beneficien al medioambiente y, por lo mismo, nos encantaría poder llegar a más comunas donde tenemos operación”, agregó el gerente general de Gas Sur.

La campaña, además, considera talleres educativos en colegios de la zona, dirigidos a alumnos de 4to básico. “El objetivo es generar conciencia desde la niñez sobre el cuidado de la naturaleza, saber reconocer las especies nativas de la región, conocer sobre su manejo, cuidado y beneficios para la salud. Es una actividad muy potente que desarrolla Fundación El Árbol y que finaliza con la plantación de árboles en sus mismos establecimientos educacionales”, puntualizó Javier Roa de la Carrera, gerente general de Gas Sur.