El gerente de la CPC Bío Bío, Ronald Ruf, puntualizó que a través de este esta iniciativa se da comienzo a la aplicación de la Ley REP, que obliga a fabricantes o importadores de productos prioritarios (envases y embalajes, baterías, aceites, aparatos eléctricos y electrónicos, neumáticos y pilas) a gestionar los residuos para su reciclaje.

“Dada su masividad, se ha comenzado con los envases y embalajes que se encuentran prácticamente en toda la cadena de valor de una economía, tal es el caso de los cartones para líquidos, metal, papel y cartón, plástico y vidrio. Para las empresas, ser parte de la gestión de estos residuos se ha convertido en una gran oportunidad de aportar a una economía sustentable en la Región y de paso se han generado instancias de nuevos emprendimientos en torno a este proceso”.

Ruf agregó que la CPC Bío Bío lleva a cabo junto a otras organizaciones como la misma Sofofa y la Fundación Emplea, el proyecto REPosicionando, que busca capacitar y posteriormente certificar a más de 60 “recicladores base” de la zona en la recolección y manejo de residuos no domiciliarios. Un proyecto que además de abrir nuevas oportunidades laborales a quienes se dedican a la recolección, ofrece una alternativa sustentable a las empresas para abordar el tema de su manejo de residuos.

Para leer la noticia completa, publicada por Diario Concepción, haga click aquí.