La aprobación de la Ley que cambia la forma de captura de la jibia, sacando en la práctica al sector industrial del negocio, está provocando las primeras decisiones de las compañías pesqueras.

De esta manera, la empresa PacificBlu, ligada a Blumar, Pesquera Biobío y Congelados Pacific, anunció el cierre de su planta en Talcahuano “Luego de comprobar la imposibilidad de adaptar su flota pesquera al método de potera (o línea de mano)” informó la firma. El cierre afectará a unos 400 puestos directos en la compañía que “llegó a tener 1100 trabajadores durante las temporadas 2017 y 2018 cuando operó a plena capacidad productiva”, además de haber realizado una serie de inversiones para la modernización de la unidad.

Así mismo, la pesquera Landes, informó una decisión similar anunciando un ajuste en su dotación ante la nueva realidad de la industria, lo que se traduce 200 puestos de trabajo perdidos entre agosto de 2018 y agosto de este año además de congelar una inversión de US$6 millones proyectada para la comuna puerto.

Para leer la nota publicada por Diario Financiero, haga click aquí