+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 19 abril, 2021 / Comités Gremiales / Noticias / Socios / 64 lecturas

Swett propone reactivar la economía fortaleciendo a Pymes regionales

“Necesitamos una suerte de Plan Marshall para recuperar la economía del país, sobre todo en regiones donde está el mayor tejido de emprendedores a nivel nacional”. Así declaró el presidente de la Multigremial Nacional, Juan Pablo Swett, en reunión con el directorio y ejecutivos de empresas socias de CPC Biobío.

Durante el encuentro, organizado por el Comité de Reactivación Económica del gremio, Swett agregó que, según las estimaciones de la Multigremial, alrededor de 100 mil emprendedores en Chile han facturado 0% en el último tiempo. “Están condenados a desaparecer con la consiguiente pérdida de empleos que eso significa”.

Hoy el 13% del PIB nacional está representado por las Pymes y Mipymes, que generan al país alrededor de 3 millones 700 mil empleos.

Frente a este escenario, el dirigente nacional planteó la necesidad de trabajar en 3 ejes que promuevan la reactivación de las Pymes.

“Uno es el tributario, a través de políticas que se mantengan en el tiempo; otro es el laboral, mediante subsidios al empleo y la contratación, y finalmente el financiero para que se genere reestructuración de las deudas”.

A esta mirada, el presidente de CPC Biobío, Ricardo Gouët agregó que es fundamental que se consideren instancias de apoyo técnico para quienes requieran de orientación en los procesos de postulación y acceso a beneficios estatales. “Ese ha sido uno de los puntos críticos y es necesario que sean subsanados para que las ayudas lleguen a tiempo y de manera expedita”.

En esta misma línea, Gouët destacó la importancia que tiene desarrollar líneas de encadenamiento productivo y establecer alianzas estratégicas entre empresas de distintos tamaños.

 

Macrozona

Respecto a los impactos que han tenido en la economía regional los hechos de violencia en la Macrozona Sur, el dirigente nacional dijo que parte de las soluciones pasan porque todos los actores involucrados se sienten a trabajar juntos para no ser meros espectadores, y desde allí generar acciones que fortalezcan a la riqueza productiva de la zona.

“Es necesario frenar el robo de madera a través de, por ejemplo, cubicaciones de los bosques, que puede complementar lo que determine una ley para estos delitos”, explicó.