+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 18 enero, 2024 / Índice de Percepción Empresarial / Noticias / 248 lecturas

IPER registró su mejor resultado en cinco años, si bien empresarios se mantienen cautelosos frente a reformas

El indicador recogió las principales oportunidades y riesgos que empresarios y ejecutivos de la Región del Biobío, visualizan para este año 2024. Alzas en los costos, inseguridad e incertidumbre son percibidos como los principales riesgos para las empresas locales.

Jueves 18 de enero de 2024.- Una mejora en las expectativas económicas de las empresas locales reveló el Índice de Percepción Empresarial Regional, IPER, que en su entrega número 25

alcanzó los 55 puntos. El indicador que semestralmente elaboran la Universidad Andrés Bello sede Concepción, la consultora EY y la Cámara de la Producción y del Comercio Biobío, CPC Biobío, evidenció un leve repunte respecto de versiones anteriores.

“Este IPER representa un aumento de 2 puntos comparado a la consulta realizada hace seis meses y de 4 puntos a igual período de 2023”, detalló el director de Ingeniería Comercial de UNAB Concepción, Ricardo Fuentes. “Por tercera vez consecutiva se ubica en la parte optimista de la evaluación (sobre 50 puntos), dejando atrás el escenario pesimista en 2021 y 2022”.
Pese a esta mejora, en el estudio aplicado a 105 empresarios y líderes de distintos sectores productivos de la región, entre el 19 de diciembre y el 5 de enero recién pasados, persiste una actitud de cautela. Un ejemplo de ello es que 39% de los encuestados considera que la inversión en la Región del Biobío disminuirá mientras que un 38% cree que se mantendrá.
En relación con las inversiones al interior de su empresa, 37% asegura que mantendrá el nivel actual, 27% que disminuirá y 28% que aumentará. Destaca el hecho de que el monto de inversión no superará los US$5 millones y 61% las destinará estos recursos a reparaciones y mantenciones, mientras que el 39% a generar una mayor capacidad productiva.
Entre los temas que requieren ser priorizados por el Gobierno, el Plan de Seguridad Pública y Prevención del Delito (84%), la reforma al Servicio de Evaluación Ambiental de Chile (SEIA) (67%) y la reforma a la tramitación de permisos sectoriales (51%), son considerados aspectos claves para acelerar el crecimiento regional.

Persiste incertidumbre

Para el vicepresidente de CPC Biobío, Nelson Donoso, esta leve mejora del IPER, “se puede atribuir a diversos factores internos y externos a las empresas. El control de la inflación y el cierre del proceso constituyente son claramente factores exógenos que aportan a este resultado. Sin embargo, las expectativas del empresariado continúan transitando en un terreno de incertidumbre, con reformas y proyectos de leyes en curso que no permiten tener mayores certezas sobre materias que inciden directamente en las decisiones de los inversionistas.

En esta misma materia, el vicepresidente de CPC Biobío se refirió a que “es necesario agilizar los tiempos de respuesta a los inversionistas nacionales y extranjeros. Por eso, necesitamos que las autoridades trabajen en los altos índices de inseguridad, la necesaria modernización del Estado y la simplificación de los permisos sectoriales y del servicio de evaluación de impacto ambiental. Es imprescindible volver a ser un país atractivo para reencontrarnos con el crecimiento tan necesario para una mejor calidad de vida de las familias de nuestra región y del país”, señaló.

Escenario para 2024

En cuanto a lo que vendrá en los próximos meses, Mauricio Pérez Wilson, socio adjunto de Impuestos de EY Concepción, advirtió que las empresas se siguen enfrentando a un escenario complejo de bajo crecimiento, adaptaciones y cambios regulatorios. “En este sentido, el año 2024 deberán comenzar a ajustar la jornada laboral a 44 horas –si no hicieron el ajuste en forma anticipada– y aumentar el sueldo mínimo a $500.000 a mediados de año”.

Para el representante de EY, estas modificaciones en la regulación, entre otros factores, “han hecho que 52% de los encuestados piense en una mayor incorporación de automatización de procesos. En este contexto, el uso de herramientas tecnológicas como Inteligencia Artificial (IA), data analytics y otras, pueden hacer que una empresa marque la diferencia versus su competencia. Es clave la digitalización y el uso de canales para el comercio digital que permitan llegar a más consumidores o clientes, sin olvidar el factor sostenibilidad en todo el proceso productivo, que es cada vez más considerado por la sociedad”.

En el cierre de este año las empresas encuestadas muestran expectativas positivas con cambios importantes en los resultados, agregó Ricardo Fuentes. “Respecto a sus ventas y sus utilidades crece el porcentaje de quienes señalan que aumentarán en 2024 y respecto de las plazas de trabajos en sus organizaciones van en línea con mantener el nivel de empleo actual”.

Los resultados del IPER, destacó Fuentes, están en sintonía con los resultados exhibidos por la economía nacional. “En un escenario que esperaba una caída del PIB para este año, las cifras muestran un leve crecimiento económico junto con un desempeño heterogéneo entre las regiones del país. Una buena señal, además, es que las proyecciones de la trayectoria de la inflación hayan ido a la baja y se ubiquen bajo el 4%”.

 

Si quieres leer el estudio completo pincha aquí 

Además, si quieres ver la transmisión online, puedes encontrarla aquí