Víctor San Juan actualmente, Gerente General de Aeurus, junto a sus dos socios y ex compañeros de universidad, Cristián Córdova y Eduardo Matthews, decidieron crear la empresa hace 11 años. En sus inicios no tenían claridad sobre qué trataría, de igual forma arrendaron una oficina y comenzaron a dar ideas hasta que los tres estuvieron de acuerdo en crear Aeurus.

La empresa cuenta con tres pilares principales, Cristián Córdova, Gerente de Finanzas, se encarga de la administración; la parte de ventas está dirigida por Eduardo Matthews, Gerente Comercial; y Víctor San Juan, Gerente General, quien vela por el desarrollo del lugar. Además, en la actualidad trabajan entre 20 a 25 personas junto a ellos.

Programas de innovación

La empresa, constantemente busca innovar en los proyectos o trabajos que realizan, es así como Víctor San Juan expone: “Nosotros paralela a la parte de servicios desarrollamos programas innovadores alrededor, lamentablemente los que desarrollamos no nos funcionaron o más que no funcionar, nos empezamos a dar cuenta de que la parte de servicios sobre todo el tema software creció mucho, entonces nos enfocamos ahí. Es por eso que decidimos en esta área innovar constantemente, sobre todo en la forma en como nos organizamos, hoy con la mitad de las personas hacemos tres veces más de lo que hacíamos antes”.

En base a lo anterior, Víctor explica que poco a poco han ido mejorando su forma operativa, ya que gracias a la experiencia con la que hoy cuentan, son capaces manejar y administrar de mejor manera los desafíos a los cuales se ven enfrentados, sobre todo por el profesionalismo de cada una de las personas que trabajan junto a él.

 

Ventajas y desventajas del rubro

Una de las ventajas que más destaca Víctor San Juan, es la capacidad que posee el equipo completo para resolver las dificultades que se les presentan, como él mismo explica “A veces vienen muchos clientes de otras experiencias que han sido malas o que quedan con sistemas botados, a veces nos toca difícil, pero hasta el momento no hay ni uno que nos haya ganado”. A pesar de las complicaciones, siempre han contado con el personal y las capacidades necesarias para resolver las adversidades.

En cuanto a las desventajas que puede tener su trabajo, Víctor explica, “Lo triste puede ser el centralismo, nosotros queríamos estar en Concepción y tener una empresa en la Región, pero la verdad es que no se puede. Nosotros le vendemos principalmente a empresas, las cuales en su mayoría están en Santiago. Ello nos obligó a tener una oficina allá y probablemente también nos obligue a tener un equipo de desarrollo en Santiago. Finalmente si uno quiere crecer ese es el único camino”.

Si bien la casa matriz se encuentra en Concepción, la oficina de Santiago también cumple un rol fundamental, ya que es la encargada de vender, debido a que la mayoría de sus clientes son de la capital. Por lo mismo, los representantes de la empresa se ven obligados a viajar por lo menos una vez al mes.

Metas y desafíos

En cuanto a sus aspiraciones, Víctor agrega: “Esperamos seguir creciendo y probablemente tener más presencia en Santiago. Actualmente tenemos dos oficinas, una en Concepción y otra allá. Lamentablemente, la mayoría de los clientes que hoy tenemos están en la capital, debe ser como el 90%, entonces hoy en día nosotros trabajamos acá para la gente de Santiago, allá hemos crecido bastante y esperamos que el próximo año siga en la misma línea que tenemos ahora”.

Finalmente, la prioridad de la empresa es realizar un trabajo acorde a los requerimientos de los clientes y si ello requiere su traslado a Santiago, no tendrán mayores dificultades para hacerlo, ya que esperan seguir evolucionando y mejorando su servicio en base a las necesidades del mercado.