La Asociación de Industriales Pesqueros, ASIPES, ha venido intensificando, desde 2015, planes que mejoren sus prácticas y contribuyan a la sostenibilidad de los recursos marinos. En esta línea, la mañana de este miércoles suscribió un inédito convenio para la protección de las aves marinas que pueden verse afectadas durante la operación pesquera, en lo que se denomina la pesca incidental.

Se trata de un convenio firmado por la presidenta de ASIPES, Macarena Cepeda, y Esteban Frere, coordinador para Latinoamérica de BirdLife International Marine Programme, BIMP, organización que estudia en el mar la interacción de la operación pesquera con las aves marinas, a fin de explorar e identificar distintas soluciones de conservación. Este apunta a generar oportunidades de investigación y colaboración, para desarrollar medidas de mitigación y códigos de buenas prácticas a bordo de las embarcaciones de las empresas socias del gremio.

“Éste es un paso más de ASIPES por incrementar buenas prácticas pesqueras, porque creemos que todas las acciones que contribuyan a la conservación del ecosistema marino inciden en el mejoramiento de las especies sobre las que opera la flota pesquera industrial. Actualmente, Chile está trabajando en la implementación de Planes de Reducción del Descarte y de la Captura Incidental, pero aún no hay medidas de mitigación claras al respecto. Por esto, como gremio queremos estar un paso adelante, indagar y participar en el proceso de investigación”, destacó Macarena Cepeda.

El convenio permitirá a una agencia acreditada por BirdLife International ser parte de las salidas de la flota arrastrera y de cerco industrial para desarrollar investigación y recibir retroalimentación por parte de las tripulaciones de las compañías Blumar, Landes, Camanchaca, Alimar, PacificBlu y FoodCorp.

“Según lo estipulado en este acuerdo, BirdLife International estará facultada también para hacer talleres de transferencia de información a las tripulaciones sobre medidas o tecnologías que permitan evitar la captura incidental de las aves y técnicas de rescate en caso de existir la captura. Hasta ahora, la legislación chilena ha puesto mayor énfasis en la reducción del descarte, pero aún queda mucho que hacer en captura incidental. Por esto, creemos que es muy importante adelantarse y estar desde ya involucrados en esta materia”, destacó Monserrat Jamett, jefa de Sustentabilidad de ASIPES.

“Este convenio es muy importante pues estipula un trabajo conjunto entre una Organización No Gubernamental destinada a la conservación de las aves con la Pesca Industrial para encontrar las mejores prácticas de pesca y, al mismo tiempo, minimizar los riesgos sobre las poblaciones de aves marinas en el centro sur de Chile.

“BirdLife viene trabajando en ocho países a través de su programa Albatross Task Force y si bien hemos participado con la industria, nunca habíamos logrado firmar un acuerdo de cooperación en forma pública para un trabajo conjunto entre nuestros técnicos y un sector pesquero. Es un convenio inédito. Estamos muy contentos de que sea en Chile y específicamente en esta región, de la que ya teníamos referencia por un proyecto pequeño que realizamos con algunos pescadores que hacen pesca de cerco y que laboran con la empresa Blumar”, destacó Esteban Frere.

Por su parte, el director regional del Servicio Nacional de Pesca, Claudio Báez, sostuvo que se trata de un avance importante que está realizando ASIPES, que está acorde con los lineamientos que ha dictado el Sernapesca justamente para reducir el descarte y la pesca incidental. “Esto nos va a permitir tener una pesca fundamentalmente más amistosa con el medioambiente y significa que tanto la autoridad como el sector industrial están trabajando en pro de la sustentabilidad y de la conservación”.

Desde ASIPES comentaron que el objetivo es indagar e ir más allá de lo que la normativa obliga y que las empresas socias están comprometidas desde ya con esta tarea. Previo a la firma ya se han reunido con las empresas y se han establecido las primeras salidas con BirdLife