Algunas luces dieron ayer autoridades del ámbito económico local junto a representantes de entidades vinculadas con el emprendimiento, en torno a la coordinación de acciones que vayan en ayuda de uno de los sectores más afectados con actos de violencia y la paralización de actividades, como son las micro, pequeñas y medianas empresas.

En esta línea, cabe destacar las reuniones de trabajo que por primera vez se dieron entre la Cámara de la Producción y el Comercio (CPC Biobío) y el capítulo regional de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech).

“Lo que queremos como Seremi de Economía y lo que necesitamos más que nunca es el diálogo entre los distintos actores”, dijo el titular de esa cartera, Mauricio Gutiérrez. “Como Gobierno nos interesa tener soluciones concretas y de corto plazo. Una inyección para un problema agudo con nuestras pymes y estamos trabajando justamente con esta ficha donde las personas que han sufrido daños se inscriban de manera de tener a la brevedad un catastro claro para saber cuántos son y donde están y poder ir con el apoyo quu requieran”, agregó.

Precisó que a mediano plazo también hay medidas sobre todo con BancoEstado y pidió que ojalá se suma la banca privada.

Recordó que el plazo para inscribirse en este catastro que está llevando el ministerio de Economía junto a Corfo y Sercotec, vence el próximo jueves 31 e informó que al viernes pasado ya había 160 inscritos en la Región.

Gutiérrez añadió que el otro catastro que abrió la Asech en conjunto con Desafío Levantemos Chile, son perfectamente compatibles. “Esto se ha conversado con ellos a objeto de que todos puedan ingresar también al catastro oficial que lleva el Ministerio. Ellos en el fondo nos están ayudando. no es que haya una duplicidad”, acotó.

La autoridad dijo que las medidas más concretas comenzarán a hacerse públicas en los próximos días, pero lo primero es tener claro quiénes son, dónde están y el nivel de daño que tuvieron. “Para poder repartir mejor la torta, que es lo que está pidiendo la ciudadanía, es vital el crecimiento económico. No obstante, ese crecimiento tiene que tener los aspectos que el Presidente había dicho hace tiempo atrás: que debe ser inclusivo, sustentable y sostenido en el largo plazo”.

“Este es un momento complejo, pero es una oportunidad tremenda para mejorar este país y aunar las voluntades políticas y sociales y no andar con mezquindades, donde cada una saque sus rebanadas de una torta que muchas veces ni siquiera les corresponde”.

El Seremi lideró ayer la constitución de la “Comisión de reconstrucción del aparato productivo”, a petición del intendente, junto a Corfo, Sercotec y Sernatur y la División de Fomento e Industria del gobierno regional.

PUENTE DE COMUNICACIÓN

El gerente de la CPC Biobío, Ronald Ruf, dijo que todo esto es un proceso en desarrollo “porque todos lo que pueda augurar y pensar no sé si se va a dar o no”.

Lo importante, precisó, “es que el viernes tuvimos una primera reunión con la Asech, dado que el directorio de la CPC Biobío ha decidido que seamos un puente de comunicación entre las grandes y medianas empresas, con las pequeñas y los emprendedores. Eso tiene que ver con las voluntades y no es un cliché, porque los que estamos aquí somos personas que tenemos un rol que jugar y que tiene que ver con funcionar un poco más con el corazón”.

Detalló que ese puente se está armando entre las grandes empresas que generalmente son oferentes de muchos trabajos, con la oferta de estos puestos de las pequeñas empresas como proveedores de productos y servicios para en el corto plazo poder ayudar a la contingencia y a partir de ahí, la CPC Biobío trabajará en una agenda de largo plazo y con la Asech para que sea un trabajo sustentable.

En lo inmediato, llamó a las grandes empresas a que cancelen las facturas por pagar a las pequeñas a la brevedad. Que la ley de pago a 30 días sea efectiva, aunque hoy todavía rige a 60 días y que las grandes empresas también le den preferencia a las pymes de la Región para poder proveerse de ella. “No estoy hablando de regalar nada, porque para ambos es un negocio. El tema es que sean consideradas seriamente en las compras que puedan ser hechas localmente”, detalló.

Betsy Concha, representante regional de Asech, destacó la unión que se ha producido con CPC Biobío, pero hay que entender, señaló, que hay un cambio de paradigma. “No hay soluciones apuradas, estamos construyendo algo de verdad, nos hacemos cargo de la parte social, creemos que lo que está pasando nos ayuda mucho a pensar y a hacer un mea culpa. Más que eso nosotros somos de ponernos a trabajar y ahí hay soluciones que por supuesto nos preocupan y hemos puesto voluntades concretas para darle un respiro al emprendedor con respecto a pagos, apoyos y catastros que puedan llegar a ser un fondo de apoyo. Estamos todos sintonizados en eso”.

Consultada respecto de cuál es el rol que esperan del Estado para contribuir a apoyar a la pyme, que son el 95% del total de empresas en el país, dijo que es necesario generar cirugías mayores en la parte pública que si bien es súper lento, confiamos porque las autoridades regionales están muy conscientes de eso y todos tenemos que trabajar. Este camino hay que empezarlo ahora y hacernos cargo de esta crisis social donde todos estamos perdiendo cosas, pero somos resilientes y buenos trabajadores así es que esperamos salir de esta”.