La destacada importancia del segmento Pyme para la economía y, en especial, para el mercado laboral, se ratifica en el hecho de que hoy en Chile el 98% de las empresas son pequeñas y medianas. Sin embargo, estas representan sólo el 15% de las ventas, según datos que manejan en la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

La entidad gremial dio a conocer el Estudio de Vinculación entre Empresas Sofofa y Pymes, que fue presentado por la primera vicepresidenta del organismo, Janet Awad. Este estudio fue elaborado en base al desafío de disminuir brechas en la relación de las grandes empresas con Pymes. Dentro de los resultados, se destaca que el 73% de los encuestados (64% de los socios Sofofa) señaló que la principal ventaja de trabajar con este segmento es su flexibilidad para adaptarse a las necesidades de la empresa. Por otro lado, está el desafío de aumentar las capacidades por parte de las Pymes para facilitar el cumplimiento de bases y requerimientos (60%).

Los desafíos pendientes

Para el Ingeniero Civil Industrial y magister en Finanzas, el académico de Ingeniería Comercial USS, Gonzalo Chávez, dijo que “la idea es buena: incentivar a las Pymes a tener relaciones bilaterales con las grandes empresas a las cuales proveen es un paso hacia una industria saludable. Esto debe ser apoyado por buena legislación que enmarque esta relación y que permita que la misma crezca de forma sostenida a través del tiempo. Estos ocho puntos son una descripción bastante completa de lo que se necesita para empezar a crear la relación antes descrita. Por supuesto, se debe escuchar a las Pymes”.

Por su parte, el gerente general de la CPC Bío Bío, Ronald Ruf, planteó que es necesario, además, que se generen y cumplan políticas públicas que apunten a posicionarlas en nuevos mercados. “En estos días de Apec, se ha hablado de procesos de internacionalización. Hacerlo debe invitar al Estado a darles más competencias en materia de digitalización orientada al comercio electrónico, por ejemplo; a sumar a los empresarios y emprendedores en misiones comerciales o en reuniones con agregados comerciales, donde se generen oportunidades para hacer negocios; o a establecer líneas de trabajo entre distintos emprendedores de un mismo rubro a colaborarse entre sí para dar respuesta a los requerimientos de esos nuevos clientes”, opinó Ruf.

Para leer la noticia completa, publicada por Diario Concepción, haga click aquí.