“¡No más AFP!, ¡queremos mejores sueldos!, ¡nueva Constitución!, ¡mejores Isapres!”, eran algunas de las consignas que se escuchaban ayer en las calles de Concepción.

Paralelamente, en dependencias del Gobierno Regional, el intendente Sergio Giacaman, se reunía con los gremios más importantes de la zona: CPC Bío Bío, Asipes, Irade, Pymemad, Protur, Cámara Chilena de la Construcción, Asech, entre otros.

¿Qué se concluyó? “Hay un mea culpa. Hay que volver y construir una normalidad nueva. Y la voluntad de los gremios tiene que ver con buscar soluciones sostenibles”, dijo la presidenta de Asech Bío Bío, Betsy Concha.

Sobre lo que ocurre, su análisis fue el siguiente: “ la concentración de riquezas generó una brecha muy grande con los trabajadores y ellos (las empresas) están dispuestos a colaborar. Acá hay un rol privado muy potente”.

La presidenta de Asipes, Macarena Cepeda, agregó que el gran movimiento ciudadano “tiene que ver con la falta de identidad con la Región y con las actividades que se realizan en ella. Tanto nosotros somos responsables como sectores productivos para facilitar el diálogo y levantar las demandas sociales que puedan existir, para que todos podamos construir una Región mejor”.

Para la gerenta general de Irade, Carolina Parada, “todo está obligando a hacer una reflexión profunda ante situaciones violentas que se condenan, pero, al mismo tiempo, hay un sentir profundo de malestares de la sociedad que tenemos que hacernos cargo”.

Es por ello que el diálogo es vital. “Estamos haciendo un llamado a que sus empresas dialoguen con sus trabajadores. Estamos poniendo a disposición una guía concreta para que sea fructífero y claro que detrás de esto hay un mea culpa, de una distancia entre una elite política, empresarial e institucional general con la ciudadanía”, aclaró Parada.

El gerente general de CPC Bío Bío, Ronald Ruf, coincidió también que el problema social se debe mejorar a través de la conversación.

En tanto, el intendente Sergio Giacaman, parafraseo al presidente Sebastián Piñera, quien pidió perdón. “Para construir la paz que queremos es necesario que aflore el liderazgo que tenemos”, precisando que se trabajará periódicamente en conjunto.