Desde hace trece días la Región ha enfrentado una compleja situación derivada de la crisis social y los hechos de violencia que han complicado especialmente a la actividad económica local.

En este escenario, los gremios empresariales y sectores productivos de la Región del Biobío, quisieron dar una señal de unidad, manifestando su preocupación por el complejo momento que está atravesando el país y particularmente la región.

Frente a la Gobernación Provincial de Concepción representantes de la Asociación de Emprendedores (Asech), Protur, la Asociación de Contratistas Forestales (Acoforag), la Cámara de Comercio de San Pedro de la Paz, Cidere Biobío, la Cámara de la Construcción, Cámara de la Producción (CPC Biobío), el Instituto Regional de Empresas (Irade) y la Corporación Chilena de la Madera (Corma) -a los que se sumó el Nodo Arquitectura Sustentable- se sumaron al objetivo que busca abrir caminos de diálogo que conduzcan al pronto restablecimiento de la paz social.

La gerente general de Irade, Carolina Parada, dijo que “la crisis que estamos viviendo como país nos tiene que llevar urgentemente a la etapa de la acción y eso implica mucho diálogo y generosidad de parte de todos los actores sociales, incluidos los manifestantes”.

URGEN TE LLAMADO

En esa línea, Parada llamó a la responsabilidad en las manifestaciones, porque, dijo, “no podemos ser cómplices de continuar destruyendo la ciudad. El llamado es al diálogo y a la acción y eso hay que hacerlo en paz, que es lo que todos queremos, señaló.

“También tenemos el desafío de encauzar esas demandas que son tremendamente legítimas, pero es necesario darles un cauce. Tenemos que promover canales de conversación y de articulación que sean legítimos y que nos lleven a un acuerdo. No es un ejercicio fácil, pero todas las personas que estamos acá -y que representamos al sector privado y a la economía de la Región- estamos disponibles para eso. Entendemos que aquí no todas las responsabilidades las tiene el Estado, por lo que cada uno de nosotros desde sus particulares posiciones o agrupaciones tenemos una responsabilidad en este rol para poder salir de esta crisis”, añadió la representante de Irade.

RECUPERAR LA CONFIANZA

Los dirigentes gremiales, coincidieron en la necesidad de recuperar la confianza y plantearon que eso solo se logra con el compromiso de todos, condenando categóricamente los actos de violencia que hoy generan destrozos en la ciudad, afectando la fuente laboral de muchas familias del Biobío y de Chile.

Para René Muñoz Klock, gerente de Acorofag, este movimiento social fue desencadenado por demandas no satisfechas durante mucho tiempo, a las cuales adhiere. “Hay un país que estaba escondido, que salió a la luz y eso lo entendemos, porque somos un gremio que ha sufrido desde hace mucho tiempo las injusticias, la intolerancia, el maltrato y la violencia. Pero es distinto si cuando eso mismo se enfrenta con violencia y saqueos que perjudican al resto. Y eso es lo que nos ha llevado a unirnos como gremios productivos en esta Región y a enviar un mensaje a la comunidad, que estamos en otra posición, una dialogante, tolerante y que queremos hacer un Chile nuevo y cambiar este país”.

Michel Esquerré, quien representa a las pequeñas y medianas industrias de la madera, ya severamente afectadas por la guerra comercial, agregó que nadie desconoce la legitimidad de las manifestaciones, “pero la sociedad no puede estar representada por la violencia. No puede ser que la paz no pueda reinar entre nosotros”.

Precisó que el sector en la Región tiene mucho daño. Se han perdido más de dos mil empleos en los últimos 6 meses, pero además, con este bloqueo forzado del comercio se frena la cadena de pagos y todas las pymes están siendo afectadas.

“No creemos en el camino de más destrucción. La sociedad entendió y está conversando y los diferentes gremios tenemos que llegar a entendimiento para poder dar una respuesta al trabajo y a las necesidades sociales”, añadió.

La CPC en tanto, se encuentra trabajando desde el viernes de la semana pasada con la Asech, según informó Ronald Ruf, gerente de la CPC Biobío. “Estamos siendo un puente entre las grandes y medianas y las mipymes que son las empresas más pequeñas que representa la Asech. Ya se han establecido algunos puntos concretos sobre los que se va a trabajar y fijando algunos hitos con tiempos que se darán a conocer prontamente. Hay una voluntad transversal, porque detrás de cada empresa hay personas, no son solo los dueños, sino los trabajadores, personas muchos de los cuales están caminando en la calle ahora”.

Adelantó que muchas empresas locales -sobre todo las de servicios- ya están pagando sus facturas en 30 días y no en 60, lo que es una buena señal.

Nota publicada por Diario El Sur, el día 31 de octubre de 2019.

 

Para ver las noticias publicadas por Diario Concepción, TVU Noticias, Canal 9 Regional y Biobio La Radio, haga click sobre el respectivo medio.