+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 27 mayo, 2016 / Noticias / 156 lecturas

Gremios empresariales entregan propuestas al Plan de Descontaminación Ambiental

[vc_row full_width=”” parallax=”” parallax_image=””][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”15346″ alignment=”center” style=”vc_box_outline” border_color=”grey” img_link_large=”” img_link_target=”_self” img_size=”full”][vc_gallery type=”image_grid” interval=”3″ images=”15346,15347,15348″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” img_size=”120×72″][/vc_column][vc_column width=”1/2″]

En marzo de 2015, el Ministerio de Medio Ambiente declaró las comunas de Lota, Coronel, San Pedro de la Paz, Hualqui, Chiguayante, Concepción, Penco, Tomé, Hualpén y Talcahuano como zonas saturadas por contaminación atmosférica. En otras palabras, se determinó que la calidad del aire en estas comunas puede constituir un riesgo para la salud de sus habitantes.

Frente a este escenario, el sector empresarial de la Región ha actuado proactivamente, iniciando un debate con los organismos públicos y las empresas sobre cuáles deben ser los caminos para revertir la condición de saturación que afecta al Gran Concepción, manifestando su disposición para ser parte de la solución.

Es así como los gremios Asipes, Agmet, Asimet, Asexma, Cámara Chilena de la Construcción, Corma y la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción, y las empresas Cementos Bio Bio, Enesa, Huachipato y Vidrios Lirquén, presentaron una contribución al Plan de Descontaminación Ambiental, en el contexto del Comité Operativo Ampliado (COA) que desarrolla la Seremi de Medio Ambiente.

Los aportes exponen la perspectiva empresarial sobre el tema, junto con 23 comentarios al Anteproyecto del Plan de Descontaminación Ambiental. Estas propuestas están basadas en que las nuevas exigencias se aborden adecuadamente en términos de alcance, proporción de reducciones equitativas para todas las fuentes y no sólo para las mayores y gradualidad para la aplicación de la normativa.

Además, se plantea como solución de largo plazo, para superar la condición de Zona Satura, la oferta de nuevos combustibles y a corto plazo la promoción de medidas, particularmente la innovación tecnológica, económica y de gestión, así como posibilitar la iniciativa privada para gestionar reducciones.

En definitiva, se sugiere que el Plan de Descontaminación tienda a limitar las emisiones, pero no la actividad económica. Esto significa, armonizar lo que es protección de la salud con el desarrollo productivo, con el fin de resguardar la sustentabilidad de las empresas, el empleo y el bienestar de los habitantes de la Región del Biobío.