+[56] 41 3835200 comunicaciones@cpcbiobio.cl
Publicado el 25 marzo, 2022 / Noticias / 424 lecturas

Iper ofrece valiosa información sobre la economía de nuestra zona

Uno de los insumos más importantes que requieren ejecutivos e inversionistas es la información, no obstante, a nivel local, ésta es escasa. El instrumento de la CPC Biobío viene a remediar ese déficit.

Tomar la decisión de realizar una inversión requiere de un insumo esencial: información.

Existen diferentes instrumentos que ayudan en ese sentido a los inversionistas en el país, sin embargo, en la Región del Biobío los instrumentos que entregan datos precisos y oportunos son escasos, complejizando el proceso productivo local.

Esa circunstancia fue detectada por la Cámara de la Producción y del Comercio (CPC) Biobío, la cual construye hace más de 10 años el Índice de Percepción Empresarial Regional (Iper), un esfuerzo colaborativo en el que participan también la Universidad Andrés Bello y la consultora EY.

Ronald Ruf, gerente general de la CPC Biobío, comenta que el instrumento nació justamente por la escasez de información disponible y actualizada para la toma de decisiones, tanto para los inversionistas como para los ejecutivos.

«El Iper tiene una característica esencial, tal como lo señala su nombre es un índice de percepción. Lo que hacemos es una encuesta escrita cada 6 meses, por medio de una plataforma con alrededor de 20 preguntas. De ese total, cinco van cambiando cada 6 meses, porque son consultas coyunturales, sobre el momento, y el resto se mantiene igual», explica el gerente general.

A través de una fórmula, se construye un índice o «número», el cual representa al Iper, el que puede estar bajo o sobre 50, representando una percepción negativa o positiva, respectivamente. «Cuando el resultado es sobre 50, la percepción es positiva, cuando es justo 50 es neutra y cuando está bajo ese número es negativa. Uno puede ir comparando para atrás y se puede ver cómo va cambiando en el tiempo», agrega Ruf.

El gerente general de la CPC Biobío avala los resultados de este índice y sostiene que generalmente coincide con las estimaciones que realiza el Banco Central, lo cual demuestra, primero, que los encuestador locales se mantienen bien informados en materia económica. «Lo segundo que hay que decir es que no todos los consultados responden igual, porque pertenecen a empresas y a realidades distintas, y a rubros diferentes. La verdad es que uno puede armar un historial de la economía regional bien interesante con el Iper», concluye.